Crónicas, Masculino

Pesadilla en el parque de atracciones: Independiente cae (8-0) en su visita al Rayo Vallecano “C”

Día negro para Independiente. La desbordante ilusión con la que llegaba el equipo burdeos a la Ciudad Deportiva rayista para seguir luchando por el ascenso acabó convirtiéndose en pesadilla. Pesadilla que empezó a los pocos segundos de que el árbitro diera el pitido inicial: en el minuto 7 el cuadro de Arroyo-Castellanos ya perdía 2-0.

Desde el primer momento quedó claro que el partido iba a ser una tortura para Independiente. Por un lado debido a un planteamiento táctico (excesivamente optimista y arriesgado) equivocado ante un equipo superior. Y la fragilidad anímica también le jugó una mala pasada al equipo, que no pudo reaccionar ante el vendaval de adversidades.

Para colmo, en el minuto 15 los vistantes desperdiciaron la oportunidad de recortar distancias y poner el 2-1 a través de una pena máxima que no pudo aprovechar Pedro García. Y por si fuera poco, en la siguiente jugada el conjunto rayista puso el 3-0 con un remate desde fuera el área. Una tercera bofetada que fue demoledora.

Un buen ejemplo de lo dramática que era la situación para Independiente en esta primera parte fue la sustitución de Javier Zapata. El central (fuera del partido) tuvo que dejar su lugar a Jalex García en el minuto 38 ya con 6-0 en el marcador. Un resultado tremendamente impactante teniendo en cuenta que sólo 3 puntos separaban a ambos equipos.

Tras el descanso Independiente mostró una cara más acorde a la de jornadas anteriores. El 6-0 era una mochila demasiado pesada, pero al menos se pudo ver a un equipo que sacó su orgullo pese a lo abultado del marcador. Y en ese cambio de imagen tuvo protagonismo Javo Hernández. El extremo salmantino, que volvía a competir tras más de un año lesionado, no paró de crear peligro. Otro que volvió de una lesión fue el joven Isma Zapata.

Los jugadores agradecen a la hinchada al final del partido

Los visitantes tuvieron varias oportunidades para maquillar el resultado. Los tres balones estrellados en la madera y el remate de Juanjo Arboleda (prácticamente a puerta vacía) fueron las más claras, pero nada le salió al equipo burdeos, que una vez más volvió a estar acompañado por su hinchada pese a jugarse a puerta cerrada y a las 9 de la mañana. Por el contrario, el Rayo Vallecano “C” sí consiguió marcar en el complemento. Y por partida doble. El séptimo y el octavo tanto rayista llegaron en los minutos 55 y 62, respectivamente.


Independiente formó con: Javier Muniesa; Daniel Vivancos (Isma Zapata, 60′), Javier Zapata (Jálex García, 38′), Martín Echeverz, Jorge Saguar; César Blas (Ricardo Blázquez, 55′), Hugo Córdoba; Juanjo Arboleda, Zuzen Sáez, Pedro García (Javo Hernández, 46′); Unai Manso (Javi González, 60′).

No utilizados: Ervin Negron y Diego Jiménez.

3ª Aficionados | Grupo 8 | Clasificación